LA ACUMULACIÓN DEL PERMISO DE LACTANCIA

Permiso de lactanciaCada vez es más habitual que los trabajadores que tienen derecho al permiso de lactancia lo acumulen en jornadas completas, pero ¿en qué consiste este derecho?

Según el art. 37.4 del Estatuto de los Trabajadores, éstos tienen derecho a ausentarse del trabajo durante una hora diaria para la lactancia de un menor, hasta que éste cumpla 9 meses. En este mismo artículo, se indica que quien ejerza este derecho podrá acumularlo en jornadas completas, cuando así lo regule el convenio colectivo o cuando llegue a un acuerdo con el empresario.

La mayoría de los convenios se limitan a copiar y pegar la redacción del Estatuto de los Trabajadores, pero otros sí que establecen, claramente, las reglas a seguir. Un ejemplo sería el art. 19 g) del Convenio colectivo del sector del alquiler de vehículos con y sin conductor de la Comunidad de Madrid, que dice que dicho permiso se podrá acumular en 16 días laborables inmediatamente posteriores a la finalización del permiso de maternidad.

Si el convenio colectivo de aplicación no regula este derecho, también se puede acordar con el empresario su acumulación. Las reglas generales para poder saber cuántos días se deberían disfrutar acumulados serían las siguientes:

– Se suma cada una de las horas que se hubiesen disfrutado día a día desde el primero que el trabajador hubiese tenido obligación de trabajar hasta que el recién nacido cumpla 9 meses. Dicha fecha coincidirá, generalmente, con la finalización del permiso de maternidad o de las vacaciones que, frecuentemente, se suelen también disfrutar a continuación de la prestación por maternidad.

– No se computarán ni los festivos ni los días de descanso semanal, porque en estos días el trabajador no se hubiese ausentado al no tener la obligación de trabajar.

– Sólo se sumarán los días laborables para el trabajador, es decir, si la jornada es de un sólo día a la semana, sólo sumaría una hora semanalmente.

– Si el trabajador tiene un contrato temporal, se puede tener en cuenta esta circunstancia a la hora de realizar el pacto, siempre que el mismo finalizase con anterioridad a que el recién nacido cumpla los 9 meses.

– Una vez que tenemos las horas totales, las transformaremos en jornadas de ausencia dividiendo las mismas entre las horas diarias de trabajo.

Para que resulte más claro pondré un ejemplo:

Si la suma de todas las horas a que se tuviese derecho son 120, y la jornada diaria fuese de 8 horas, dividiremos el total de horas entre la jornada diaria para obtener los días de permiso de lactancia acumulados: 120 / 8 = 15. En este supuesto, el trabajador podrá ausentarse 15 días laborables.

Personalmente, pienso que la acumulación de este permiso desvirtúa la finalidad del mismo, aunque, por lo general, la mayoría de los titulares de este derecho prefieren poder ausentarse días completos en vez de disponer de una hora diaria, pero, como se ha visto, debe permitirlo el convenio colectivo o llegar a un acuerdo con el empresario.

Este derecho suele ser ejercido por las mujeres trabajadoras, aunque dice el mismo art. 37.4 del Estatuto de los Trabajadores que es un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres y que, en el caso de que ambos trabajen, sólo podrá ser ejercido por uno de los progenitores. En este sentido, la empresa en la que trabaja el progenitor que disfrute el permiso, suele solicitar al mismo un certificado de la empresa del otro progenitor en el que conste que no va a disfrutar del mismo.

¿Crees que se debería modificar el Estatuto de los Trabajadores para que sean éstos los que puedan elegir, en todos los casos, si acumulan este permiso?

Por Angel Escribano Zapata.

Anuncios